lunes, 17 de agosto de 2015

Jorge Curinao


Y está la otra boca
la del mundo.

La que beberá todo
de una vez y para siempre.

de nadando,  2012

IV

Mi padre era un trabajador. Una mañana, en la primavera de 1987, se fue como todos los días. Pocos días después desapareció. Nadie supo bien qué pasó. Tal vez el mar. El cuerpo de mi padre muerto estuvo allí, en el mar, tirado por varios días, varias semanas. Nadie supo bien qué pasó. Como suele suceder. Desde entonces odio las muertes, las esperas y sobre todo, los ojos que no quieren mirar.

II

Si pudiera enlazarme con mi huída. Escuchar mi angustia, mentirme un poco. Me pregunto y quisiera saber de qué se trata eso de proyectarse hacia el vacío; por qué la palabra no me aborta. Y dónde se forma el silencio, dónde la región de la sed. Y porqué tener que morir llorando. Es necesario abandonar la noción de verdad. Reconciliarse con el mundo. No perderse de vista. Es necesario soñar con el mar.

VII

La luz envejece en la habitación. Y yo pidiendo una frase, una sola frase que me sirva de escudo ante tanta fiebre. Eso necesito para no confundirme: un canto distinto al mío. Una plegaria que me dé algo de respiro. Una invocación donde las palabras suenen como cuchillos en el aire. No obstante, eso no sucede. Suceden las mañanas de hombres sin rostros. Los signos del sueño . La luz apagada.

XXVII

La gente entra al mundo desde otros mundos. Una puerta cerrada, a veces, es una pregunta. Una desesperación que nos alumbra. La victoria, al fin, será abrir esa puerta y ver que adentro está todo, todo lo que callamos. El olvido camina en puntas de pie.


de otros animales 2014

9 comentarios:

  1. Hay algo en la poesía de Jorge que me maltrata, lo digo porque su poesía duele como un latigazo en la carne viva.
    a veces también me pregunto las mismas cosas y no hay respuestas y también duelen. Cuánto nos parecemos Jorge también en la soledad y las inquisiciones, amo tu palabra escrita Poeta, porque también me duele. Un abrazo. Vic

    ResponderEliminar
  2. Belleza! "Un canto distinto al mío" que me inspira y habla de otros mundos y otras vidas y es como un faro de luz y una señal de ese alma luminosa con la que puedo encontrarme en el viento del sur.

    ResponderEliminar
  3. Recién termino de leer. Un abrazo grande querido Jorge. No me quiero hacer el "inteligente" pero, si, abrir la puerta es un acto de valentía porque te pone de frente a tu universo simbólico (donde hay de todo).

    ResponderEliminar
  4. Jorge, considero tus textos un verdadero hallazgo entre mis lecturas. Feliz de tenerlos entre mis opciones, ésas que elijo y construyo día tras día. Gracias ! Me gusta lo que leo.

    ResponderEliminar
  5. Pequeños textos de palabras bien cuidadas, me gustan! Me encuentro, saludos

    ResponderEliminar

éste es un blog que no obtiene beneficios económicos. Comentarios publicitarios abstenerse, gracias,,,